La boda de Paula & Sergio

03_480_DSC5130

Un flechazo, así comienza la historia de amor de Paula y Sergio, unos novios encantadores que tuvieron el pasado septiembre una boda de cuento.
Nuestros protagonistas vivían en la misma ciudad, aunque nunca se habían encontrado, hasta que un buen día entre libros, sus miradas se posaron y en ese instante supieron que estaban hechos el uno para el otro. Estudiaban en ciudades distintas en la época universitaria, por lo que el principio fue complicado, pero, el verano de 2007 acabó siendo clave para que esta pareja no volviera a separarse.
 Ambos llegamos de vuelta a Ponferrada, nerviosos, ansiosos e impacientes por encontrarnos, sabiendo que iba a ser el principio de algo bonito. Desde ese día no nos hemos separado y hace ya una década.

 Paula nos abre su corazón en el email que nos envía y nosotras nos derretimos al leer el amor  y el cariño tan profundo que se sienten. Desde aquí agradecer a nuestra novia de hoy,  su simpatía y sinceridad al mostrarnos sus sentimientos. ¡Estos chicos son puro LOVE!

01_119_LD48434.jpg
El precioso cojín realizado a mano por la abuela de la novia.
Paula nos relató que se consideraba una fiel seguidora de las tendencias nupciales del panorama nacional e internacional, y por ello, tenía muy claro lo que quería, sobre todo, con su vestido de novia.
Después de visitar las firmas de novia nacionales, decidió comenzar buscando algo más especial en diversos ateliers. Pero no fue hasta que conoció a la gran Marcela Mansergas cuando se dio cuenta que había encontrado a la persona idónea para crear el vestido con el que siempre había soñado.
Al salir del taller de Marcela Mansergas lo tuvimos clarísimo. No queríamos ir a ningún sitio más. Siempre nos trataron fenomenal, me hicieron sentir especial, escucharon atentamente mis ideas y voluntades, pillaron rápidamente mi estilo, mis gustos, me aconsejaron desde esa experiencia y exquisito gusto que tienen… Sólo tengo buenas palabras para Marcela, para Inés y para las modistas.

El vestido con una caída increíble estaba adornado por un cinturón de terciopelo, dándole un punto de color, y rematado por botones de perlas. Los bordados a mano  que engalanan al vestido nos parecen una exquisitez. El toque romántico y bohemio lo aportó la espalda tipo blusa, con las mangas  abiertas como las de un hada. Y todo ello, con la limpieza y “aparente sencillez” que da esta genial diseñadora a sus creaciones.

Dudé mucho si llevar velo o no, nunca lo quise pero, en los últimos años me emocionaba ver a las novias veladas, me parecían lo más. Tras probar el vestido con muchos tipos de velo diferentes, que chafaban por completo y tapaban el vestido, decidí no llevar velo, también como un guiño de “modernidad”.

01_259_LD4878701_150_LD48549

01_196_LD16198.jpg

Conchita de Bambary fue la diseñadora que escogió nuestra novia para completar su look nupcial. A pesar de la distancia, no hubo problemas para que Conchita le dibujara el boceto y le confeccionara un precioso tocado joya ideal para Paula y su estilismo. Una maravillosa tiara, bañada en oro de 24K, con perlas blancas y cristales Swarovsky en color humo y en rosa empolvado. Un increíble trabajo de orfebrería, como todas las creaciones de nuestra querida Conchita.

01_016_LD48246

 

01_180_LD48627

El camisón de raso y el batín de plumetti tan ideales fueron de que me puse esa mañana son de Boüret Lencería, regalo de su mejor amiga.
Los zapatos, una de las grandes pasiones de la novia, por comodidad, quería una stilettos de 7-8 cm. de tacón y aunque no fue tarea sencilla, finalmente escogió unos preciosos de Bionda Castana “clásicos pero con un punto moderno y roquero”, nos relata Paula.
Como joyas, su anillo de pedida, el cual viajó hasta Tailandia ( fue allí donde Sergio le pidió matrimonio) y unos pendientes, regalo de su madre, con forma de lágrima, de diamantes y oro blanco.

01_245_LD4876301_231_LD48736

La ceremonia religiosa se celebró en la  Iglesia de San Martín de Salas y Lombillo de los Barrios, una pequeña iglesia aislada, emplazada en el medio de una ladera de montaña, en un camino antiguo con suelo de cantos rodados, abrigada por numerosos árboles centenarios y enfrentada a unas vistas de infarto, desde la cual se ve todo el valle de El Bierzo.
Nos relata la novia que la ceremonia estuvo cargada de emotividad y, a la vez, repleta anécdotas divertidas ,”el niño de arras perdió una alianza justo antes de entrar mi padre y yo a la iglesia, al encontrarla la ataron al cojín tan fuerte que en el altar no éramos capaces de soltarla, el sacerdote fue muy cariñoso en sus palabras con nosotros y se confundió en el orden del sí quiero… nos reímos mucho”.

Posteriormente, novios e invitados se trasladaron al restaurante De Floriana, un coqueto hotel-boutique en un enclave de ensueño, un pueblecito llamado Molinaseca.

 Vivimos los preparativos y la ceremonia con muchísima alegría y bastante calma. Ambos sabíamos que, tras tanto trabajo pre-boda, ese día lo único importante era disfrutar de cada instante, con ilusión y alegría. Así fue.

03_008_DSC446603_011_DSC4476

El novio acudió a una tienda masculina de Ponferrada, Vega, cuyo servicio de sastrería a medida, realizó para él un tres piezas en azul tinta que combinó a perfección con corbata de seda de Lander Urquijo, gemelos de Hackett London y reloj de la firma  Raymond Weil, regalo de Paula el día de la pedida.  En nuestra opinión, estaba realmente guapo y elegante, un diez por él.

02_156_DSC440203_061_LD48945.jpg

Contaron con la empresa de organización de eventos Publinor.  Como nos relata la novia, “no tengo palabras para describir lo vitales que fueron, el trato que nos dieron, cómo se volcaron, lo que nos ayudaron, la tranquilidad que nos dio tener un apoyo constante, alguien que sabe perfectamente cómo funciona todo, lo que hace falta, lo que no, que conoce los tiempos, etc. Laura, un ángel más que una wedding planner. Le debemos todo”

03_046_DSC460604_036_DSC5323

Las fantásticas imágenes, obra de Lutton Gant, consiguen tramsitir toda la felicidad y amor de esta pareja el día de su preciosa boda.

03_179_DSC4788.jpg03_191_LD49191

04_002_LD49721De toda la ornamentación floral se encargó la floristería Marqués,  ” le agradecemos a Beatriz su gran profesionalidad y buen gusto, nos dio justo lo que queríamos, flores de tipo silvestre (astromelias, aster, margaritas, limonium, astilbe…), de calidad, frescas, abundantes, coloridas, pero con clase, elegancia y que dieran un aspecto alegre, romántico, y fresco.03_484_DSC5140

05_216_LD17209unnamedp05_214_LD17203invitadas

Cayó el sol, oscureció, y salimos al jardín para el baile nupcial, nos rodearon todos los invitados empuñando bengalas, y bailamos The power of love de Celine Dion bajo multitud de bombillas vintage. Un momento mágico, a pesar de nuestros nervios por hacer el ridículo bailando, nos reímos y sólo teníamos ojos el uno para el otro, como si estuviéramos solos…

07_007_LD4122007_011_LD4122707_360_LD4189607_020_LD1758907_240_LD4161307_016_LD4124107_174_LD4146807_123_DSC6831

Y con esta bonita boda, colmada de AMOR DEL BUENO,  os deseamos un feliz viernes.

Besos bodiles,

Dalia & Ginger

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s