La boda de Ana y Paco

139-376

Hoy os hablamos de una pareja andaluza que desprende alegría por los cuatro costados. Ana y Paco se conocieron hace cinco años en Mallorca. Ella viajaba con sus amigas y él, que ya vivía allí, se ofreció a ser su guía por la isla durante su estancia, ya que comparte amistad con otra de las viajeras. ¡Qué buena idea tuvo! El flechazo fue instantáneo y aquella historia que surgió durante las vacaciones no se iba a quedar en un amor de verano. Desde entonces no se han separado.

Y de viaje a viaje, su compromiso llegó tras tres años de noviazgo, en una escapada sorpresa a Dublín que Paco había planeado. El destino ya era especial, pues Ana había vivido allí y se quedó enamorada del país, al que imaginamos que ahora tiene mucho más cariño. Allí su entonces novio le pidió que se casaran, por sorpresa, de rodillas y solitario en mano, justo el día antes de volver a España.

097-398

Ana dijo sí y empezaron los preparativos de la boda. Como sabéis, uno de los momentos más delicados es la elección del vestido. Ana tenía muy clara la idea de vestido que quería, así que recurrió a las manos de una amiga de la familia para hacerlo realidad.

El vestido era muy sencillo, de una tela de raso muy fina que no pesaba nada, con cuello de barco y escote en la espalda en V. Como detalle llevaba una aplicación de flores de resina a lo largo de la cintura hecha por mi querida Leonor, de Tavieletta Hats, a juego con la tiara.

Además de las aplicaciones y la tiara, Tavieletta confeccionó las pamelas de la madre y hermanas de Ana.

Como complemento, la novia eligió un romántico ramo de paniculata rosa con toques blancos elaborado por La Buganvilla “estoy enamorada de mi ramo”, nos confiesa. Las joyas, el anillo de pedida y unos pendientes, regalo de sus padres, ambos de diamantes.

Las sandalias de piel en rosa nude pusieron un extra de azúcar al look. ¡Nos encantan! Están hechas a medida en Inca, en Mallorca. “Quedé muy contenta porque quería taconazo y comodidad, y cumplieron mis expectativas. Así llevé ese algo mallorquín el día de mi boda”.

Ya en el día B, Ana se rodeó de buena gente para que la pusieran tan guapa como podéis ver en las fotos. Del maquillaje se encargó Jose Manuel Artero de MAC,  “mi maquillaje estuvo impecable durante todo el día y tal como yo quería”.

El peinado me lo hizo mi mejor amiga de Mallorca, Carol, que se ha convertido en una hermana para mi. Ella tiene una peluquería en Palma de Mallorca y fue súper emocionante cuando se ofreció para peinarme en el día de mi boda. Además me hizo la trenza con la que había soñado. Es una gran profesional y mejor persona.

011-33

De la fotografía se encargaron nuestras admiradas Molina y Royo, a quienes Ana está más que agradecida por su profesionalidad y porque además fueron las encargadas de ayudarle a ponerse bien el vestido de novia, en mitad de los nervios del día. En esos momentos, ¡toda ayuda es poca!

047-175142-607

Paco llevó chaquet de Silbon, azul marino. El toque divertido lo pusieron sus gemelos en forma de diana. Los zapatos y la corbata con topos blancos también son de Silbon y el conjunto quedó estupendo.

137-374109-459115-476

El día de la boda amaneció nublado, pero eso no fue ningún problema para esta pareja de sonrisas infinitas.

Llovió en la parte de la Iglesia y después un poco en la celebración, aunque luego hizo una tarde y noche maravillosa. Para nosotros el tiempo no fue malo, ¡fue buenísimo!

La ceremonia religiosa se celebró en la Iglesia Santa Ana, en Triana, el mismo lugar donde Ana se bautizó y sus padres contrajeron matrimonio.

Al igual que el ramo, la decoración floral corrió a cargo de La Buganvilla, mientras que los encargados de la música de la iglesia fueron NUBIA, con violín y piano.

Tocaron bandas sonoras, entre ellas las de la peli de Leyendas de Pasión, fue súper bonito. Nos emocionamos mucho cuando la tía Anita leyó una poesía escrita de su puño y letra dedicada a nosotros.

082-191043-159065-240068-252045-169084-340

Para celebrar que ya eran marido y mujer, brindaron con Cruzcampo.

091-380

La celebración fue en la Hacienda El Cortijuelo, en Espartinas. El catering fue servido por El Candil y la música, por el DJ Víctor, de Fusiound Eventos, y el grupo de Flamenco “Bombé”. Los novios prepararon la fiesta con mucha ilusión y toques personales. Un trocito de Mallorca estuvo presente en Sevilla: el sitting plan estaba hecho con botes de arena con nombres de Calas de Mallorca, por Alejandra Flores de la firma Prune, the flowers.

La celebración estuvo llena de sorpresas: fotomatón con atrezo, un vídeo de agradecimiento para los invitados y la división del ramo en dos, para las hermanas de la novia, que no se lo esperaban. Pero los novios también tuvieron su sorpresa, cuando apareció un invitado que no esperaban:

Mis hermanas nos sorprendieron con nuestro perrito Curro. Fue toda una sorpresa que nos lo trajesen, pues para nosotros es uno más en la familia y lo queremos muchísimo.

227-1108150-666169-477

206-974221-1072233-1127317-933117-492

Con toda esta alegría contagiosa os deseamos buen finde. Y a los novios, lo mejor de lo mejor.

Besos bodiles,

Dalia & Ginger

 

Anuncios

2 comentarios en “La boda de Ana y Paco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s