No soy una novia, soy una princesa

Todo comienza algunos años atrás, en esa época en la que a Curro (con su Expo 92) le seguían hordas de niños detrás de él, entre las que me incluyo, fascinados por su gran cresta multicolor a juego con su pico, igual de llamativo.

En aquella tierna infancia mía, servidora se paseaba por su hogar con rulos de papel higiénico sobre la cabeza, a modo de tocado, vestido, capa, cola infinita y, en definitiva, dolor de cabeza para mi madre. Con aquel espectáculo en ciernes en casa, y visto el dispendio sinfín de papel, a mi bendito padre sólo se le ocurrió exclamar: ¡qué guapa va la novia! Piropo no muy bien recibido por mi parte, ya que rápidamente zanjé el tema respondiéndole: “¡no soy una novia, soy una princesa!”.

grid-cell-29956-1389711795-14
Imagen vía Pinterest

Y años después, aquí estoy, respondiendo entre risas y sollozos a Mister Love un sincero SÍ QUIERO, y comenzando desde este momento, a pensar en el día más feliz de nuestras vidas.

¡¡ME CASO!!

Pd: Siempre me quedará ser la princesa de mi casa.

Besos bodiles

DALIA.

 

Anuncios

Un comentario en “No soy una novia, soy una princesa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s